Con la participación de migrantes, instituciones, organizaciones y ciudadanía en general se llevó a cabo la Eucaristía, uniéndonos en Oración por todas las personas de Loja, Ecuador y el mundo que están en situación de movilidad. El Padre Enry Armjos quien presidió la misa concelebrada por el P. Willan Martínez, enfatizaron sobre el mensaje del Papa Francisco en la Jornada Mundial del Migrante y refugiado, “No solo se trata de migrantes, se trata de nuestra humanidad”.

Nos pide que lo que nos mueva a detenernos al igual que el samaritano es la compasión, esa compasión que nos acerca hacia el otro, que nos lleva al encuentro y “abrirnos a los demás, que este abrir no nos empobrece, sino más bien nos enriquece y nos ayuda a ser más humanos. Que siempre el objetivo, no sea los propios interese sino el bien de la humanidad.

No se trata solo de migrantes: se trata de construir la ciudad de Dios y del ser humano, esta respuesta al gran desafío planteado por las migraciones Contemporáneas se reducen en cuatro verbos que se convierten en acciones como son: Acoger, promover, proteger e integrar.


0 commentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *